Cemex desarrolla estrategia para reducir su huella de carbono

Las empresas que desean presumir de poseer una gestión equilibrada se preocupan por la huella ecológica que dejan en el medio ambiente durante su funcionamiento.

La cementera Cemex es una de éstas que sólo en 2010 redujo las emisiones de dióxido de carbono en 500 mil toneladas e inició la sustitución de carburantes tradicionales por otras opciones más ecológicas hasta adaptarlos en un 27 por ciento del consumo de combustibles de la fábrica.

Según un comunicado de la empresa, su intención es profundizar los cambios que la conviertan en una empresa más respetuosa con el medio ambiente.

En este contexto la fabricante de cemento ha puesto en marcha una herramienta que le permite calcular la huella de carbono de sus actividades y el impacto que producen la producción de materiales de construcción, desde su inicio hasta el producto terminado.

A pesar de que las estadísticas no favorecen esta actividad la empresa continúa con su estrategia de reducir su huella de carbono. El consumo de cemento ha bajado al mínimo histórico hasta ubicarse en los 445 kg por habitante.

No obstante la Cemex insiste en reducir sus emisiones y lo ha logrado en un 35 por ciento lo que le ha hecho merecedora del sello Verde Ecooperando. El reconocimiento ha sido para ocho tipos de los cementos que produce y cuatro de sus plantas de hormigón, seis nuevos productos ecológicos procedentes del reciclaje de escombros.

La planta principal de Cemex está ubicada en Morata de Jalón, en ésta se ha invertido alrededor de 970 mil euros en reformas, de los cuales más del 50 pro ciento ha estado destinado a cambios relacionados con estrategias de respeto con su entorno natural.

Te puede interesar


Escribe un comentario