Una célula solar genera energía de las gotas de lluvia

celula-solar-lluvia

La lluvia suele ser la peor pesadilla para las células fotovoltaicas por su lógica evidente, pero un equipo de científicos chinos podía conseguir que finalmente fuera un aliado en vez de su némesis.

Han desarrollado una célula solar con una capa de grafeno del grosor de un átomo que obtiene la energía de las gotas de lluvia, lo que permitiría que fuese útil incluso en esos días lluviosos.

El agua se “agarra” al grafeno, lo que crea una especie de condensador natural. La diferencia en energía entre los electrones del grafeno y los de agua es lo que produce la electricidad. Lo único es que esta tecnología actualmente no es del todo eficiente. Solamente convierte cerca del 6,5 por ciento de la energía que toma, lo que es bastante inferior de lo que se suele obtener con un 22 por ciento en la mayoría de los paneles solares.

Si los creadores pudieran mejorar el rendimiento de esta célula cubierta de grafeno, se podría tener entre sus manos uno de los sueños de los fabricantes de este tipo de paneles solares que podrían aprovechar esos días de lluvia para que siguieran rindiendo con eficacia y pudieran sumar más energía de la que ya se obtiene de por si. Permitiría que no solamente aquellas regiones donde hay un alto índice solar puedan aprovecharse de los rayos del sol, sino que incluso algunas donde las nubes se encargan de descargar lluvia en ciertos meses, podrían tomar ventaja de esta tecnología.

Esas nuevas células solares podrían ser estimuladas por la luz incidente en los días de sol y las gotas de lluvia cuando lloviera, lo que sería en si la combinación perfecta para sacarle mayor rendimiento a los paneles solares. Ahora solamente queda esperar que sean capaces de mejorar la tecnología para obtener un mayor rendimiento que ese 6,5 por ciento.

Te puede interesar

Escribe un comentario