Catástrofe ecológica en Brasil tras la avalancha de barro tóxico

Barro toxico

Los habitantes de Mariana, pequeña ciudad del estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil, viven todavía con el miedo en el cuerpo. Después que dos presas de la ciudad cedieran el pasado 5 de noviembre, provocando una avalancha de barro que causó ocho muertos, y tras y cerca de una veintena de desaparecidos, una tercera presa amenaza con derrumbarse. Una vez más, la empresa minera Samarco, es la culpable. El grupo dice haber reforzado la presa, pero nadie se lo cree.

Las causas del derrumbe todavía no han sido explicadas. Hoy en día existen unas 15 presas en alto nivel de riesgo, tras un informe de evaluación que se realizó en 2014 por parte del Ministerio de Minas y de la Energía.

Más allá de las víctimas, de las familias rotas que lo han perdido todo, la tragedia de Mariana es una catástrofe ecológica. Una de las peores de la historia de Brasil. La avalancha de barro se extiende sobre 500 km, desbordando el estado de Minas Gerais hasta alcanzar el de Espirito Santo. Una distancia superior a la que separa Rio de Sao Paulo.

El barro no contiene productos químicos, dicen algunos medios. Sin embargo no deja de ser tóxica. El conjunto del ecosistema ha sido devastado. Según los expertos del medio ambiente, la mezcla de arcilla y de residuos minerales podría afectar a las tortugas, a los peces marinos de Espirito Santo y cubrir la barrera de coral. Unos destrozos de una amplitud inconmensurables. El 80% de lo que ha sido enterrado por el barro se ha perdido.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha prometido que las empresas tendrán que pagarlo. Una multa 61.000.000 de euros, se ha impuesto inmediatamente. Una suma juzgada como ridícula. El lunes, Samarco tuvo que comprometerse a desembolsar al menos 241.000.000 de euros por los destrozos provocados. Generosa pero insuficiente, según los analistas de la Deutsche Bank, la limpieza de la región costaría aproximadamente mil millones de dólares.

Te puede interesar

Escribe un comentario