Casas ecológicas, una opción en alza

Casa ecológica

Ejemplo de casa ecológica. Fuente: comprarcasas.org

Se oyen diversas noticias al respecto de actores y actrices, cantantes y personalidades del mundo artístico en general, que muestran su compromiso con el medio ambiente, proclaman sus campañas destinadas a un uso responsable de las energías y a una reducción de gases contaminantes. Estos mismos famosos dicen vivir en casas ecológicas, para trasladar su responsabilidad a otras áreas de su vida.

Pero ya no son solo personalidades conocidas, actualmente, optar por una casa ecológica es una alternativa que muchas personas se plantean, principalmente cuando se da el caso de que quieren estrenar una vivienda y deben construirla desde cero. Es entonces cuando se plantean levantar su vivienda causando el menor impacto medioambiental.

Una casa ecológica se construye utilizando materias primas respetuosas con el medio ambiente y se le dota de elementos y sistemas que consigan un considerable ahorro energético, de manera que contribuya a un ecosistema sostenible, y respetando siempre unos costes que suelen equipararse a una construcción tradicional.

Algunos elementos, de entre todos los que deben elegirse, son :

  • Aislamiento térmico. Un sistema imprescindible en el ahorro energético, ya que consigue mantener el calor en invierno y el fresco en verano. Los materiales más utilizados para aislar térmicamente los muros son la lana de vidrio y la lana de roca. Para evitar la pérdida de energía por ventanas se recomienda utilizar doble cristal térmico, un método que posee una cámara de aire intermedia, conocida como sistema de acristalamiento aislante térmico. Para reforzar el aislamiento puede sustituirse el aire del doble acristalamiento por un gas pesado, como el argón.
  • Sistemas de ventilación cruzada. Esta técnica consiste en crear entradas y salidas de aire, mediante aberturas, con las que se consigue un efecto de ventilación natural, siempre y cuando pueda aplicarse en un entorno con vientos dominantes .
  • Aprovechamiento del agua de la lluvia. Se trata de dotar a la casa de sistemas que almacenen el agua procedente de la lluvia, para utilizarla en muchos usos para los que el agua potable no es necesaria: riego, WC, uso de lavadora, limpieza de suelos…

A pesar de que, a priori, puede resultar que adaptar una vivienda para un cuidado medioambiental y un mejor aprovechamiento de los recursos naturales es tarea muy cara y complicada, es cierto que los materiales no son tan caros como parece, y con un buen proyecto pueden conseguirse resultados viables y altamente beneficiosos para el planeta.

Te puede interesar

Escribe un comentario