El calentamiento climático hace que la Tierra vuelva a reverdecer

planeta-verde

El calentamiento climático hace que el hielo se funda, afecta al nivel de las lluvias y al nivel de los océanos, pero también incrementa la cobertura vegetal de la Tierra donde se puede almacenar gran cantidad de CO2. Uno de los pozos de carbono del planeta es actualmente uno de los más eficaces, tal y como lo confirman los datos recogidos por los satélites.

Según algunos físicos, los progresos de la genética del siglo XXI van a permitir la creación de especies vegetales particularmente golosas en dióxido de carbono. Controlando de forma inteligente la cobertura vegetal de la tierra, así como las OGM, es posible limitar el calentamiento climático creando un importante pozo de carbono. Ciertamente esto es posible, y también realizable de forma rápida para evitar una acidificación de los océanos, difícilmente reversible pasado un cierto punto.

Pero sin esto, podemos preguntarnos si no va a producirse una especie de fertilización de la Tierra con un aumento natural de la biomasa vegetal que prosperara mejor con una atmósfera enriquecida con CO2. Este punto no se les ha escapado a los climatólogos escépticos, o más exactamente a aquellos que piensan que no hay que malgastar dinero para combatir el calentamiento climático, bien sea por el secuestro de carbono o eventualmente a través de la geoingeniería a gran escala, o más simplemente desarrollando la energía solar y la energía eólica.

Para ellos, esto tendría al menos el mérito de permitir una producción de comida más importante, e incluso, a la larga, limitar los efectos del calentamiento, sea de origen humano o no.

Los efectos secundarios de un cambio climático

La argumentación parece no ser muy fiable puesto que algunos países son y serán golpeados por la subida de los océanos, la reducción de las lluvias y el aumento de las temperaturas, de manera que parece probable que aparezcan centenares de millones de refugiados climáticos a quienes les faltará el agua y la comida si los objetivos de la COP 21 no se alcanzan.

Claramente, los efectos negativos del calentamiento no serán compensados por una mayor cantidad de vegetación, y estos efectos incluyen las guerras que se convertirán cada vez en fenómenos difícilmente evitables en algunas regiones del planeta si no se hace nada para evitarlo.

Sin embargo, es completamente exacto que la cobertura vegetal global de la Tierra está aumentando. Los investigadores han descubierto, utilizando los datos de los satélites recogidos desde hace 33 años que el gas carbónico inyectado por la humanidad en la atmósfera había extendido la vegetación sobre una superficie equivalente al doble de la superficie de los Estados Unidos. En total, el índice de superficie vegetal habría aumentado entre un 25 y un 50% en la escala de la Tierra. La capacidad de absorción de dióxido de carbono y de emisión de oxígeno ha aumentado indiscutiblemente.

Te puede interesar

Escribe un comentario