Calentamiento climático, el límite de los dos grados es demasiado alto

Temperatura terrestre

Dos grados Celsius. Emblema de la lucha contra el cambio climático en curso, este umbral límite se ha impuesto en estos últimos años, en los responsables políticos y en el gran público, como la temperatura que no se debe superar, con relación al período preindustrial, para evitar toda interferencia peligrosa con el clima.

Desde la Conferencia de Copenhague de 2009, los dos grados Celsius se han convertido en la base de las negociaciones climáticas en curso. El nivel de seguridad garantizado por este umbral es ampliamente puesto en cuestión. Este es el sentido de un informe técnico de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre los cambios climáticos discretamente aportado, el martes 2 de junio, en apoyo de las negociaciones que tendrán lugar del 1 al 11 de junio en Bonn Alemania, en la perspectiva de la Conferencia de París en diciembre.

Con más de 180 páginas, el informe es el fruto de un diálogo mantenido desde el 2013 entre los negociadores de la COP y varias decenas de científicos, concretamente miembros del grupo de expertos intergubernamental sobre la evolución del clima.

Entre otros temas abordados, el texto precisa que los riesgos altos están proyectados, incluso sobre un calentamiento superior a 1,5 grados Celsius. Los autores indican que los Estados tendrían interés en redefinir el objetivo a largo plazo como una línea de defensa más bien que como una garantía de seguridad hasta la cual todo estaría seguro.

Esta nueva forma de plantear las cosas debería favorecer trayectorias de emisiones que limitarían el cambio climático a una gama de temperatura situadas por debajo del umbral de los dos grados Celsius.

Te puede interesar

Escribe un comentario