Bruselas prohíbe la circulación de coches por el centro de la ciudad

Bruselas

Mientras que París se dispone a convertirse en zona de baja emisión, de la que progresivamente serán excluidos los vehículos contaminantes, Bruselas ha decidido prohibir el coche en su centro. El domingo 28 de junio, desde la plaza de Brouckere a la plaza Fontainas, los bulevares y calles adyacentes serán cerrados definitivamente a la circulación.

Además de las 28 hectáreas de la zona llamada UNESCO alrededor de la Gran Plaza, peatonal desde hace mucho, 22 hectáreas suplementarias serán desprendidas de la circulación de coches. La capital belga dispone de la mayor zona peatonal de Europa.

“Queremos hacer de la ciudad para los habitantes y los peatones, el corazón histórico de Bruselas, más atractivo y más accesible para todos”, afirma el burgomaestre socialista que apenas entró en función en enero de 2014, y lanzó este proyecto. Hoy en día, la ciudad está congestionada por él tráfico rodado. Con atascos todo el tiempo, los bulevares del centro son ruidosos, contaminantes y peligrosos. En realidad no existen horas puntas y para el 40 por ciento se trata de un espacio de tránsito. El antiguo presidente del centro público de Acción Social, pudo observar la procesión importante de patologías relacionadas con la mala calidad del aire.

Al igual que París y Grenoble, con una concentración media de partículas finas PM 10 de 27 microgramos por metro cúbico, el centro de Bruselas no respeta el umbral de la contaminación admitido por la Organización Mundial de la Salud.

“Ahora tenemos que hacer frente al problema y revertir la lógica que consiste en despejar la plaza para aliviar el tráfico, y colocar el coche en su lugar, disuadiendo a los usuarios y favoreciendo la movilidad suave”.

Te puede interesar

Escribe un comentario