Beneficios y contraindicaciones de la acuicultura -I-

Acuicultura

Frente al empobrecimiento de la biodiversidad marina, ¿por qué no recurrir a la acuicultura? La mayoría de los salmones comercializados en Alemania proceden de la acuicultura. Sin embargo, esta práctica presenta graves inconvenientes, los criadores suelen recurrir a medicamentos y las aguas se vuelven contaminadas por los residuos orgánicos. A pesar de todo, ciertos expertos están persuadidos que las granjas de acuicultura serían no solamente un medio para proteger los océanos, sino igualmente una forma de nutrir a la población mundial en constante aumento.

Una fuente de proteínas

En la alimentación humana, el pescado es la primera fuente de proteínas del mundo, por delante de la carne de ave y de cerdo. De hecho, permite hoy en día a un 17% de los seres humanos cubrir lo esencial de sus necesidades en proteínas. De aquí a 10 ó 15 años, la demanda se habrá multiplicado por 2. Sin acuicultura, es imposible responder a las necesidades proteínicas de una población en pleno crecimiento. La acuicultura es en efecto mucho más ventajosa que la cría de porcino o bovino, porque los peces y otros organismos marinos se alimentan menos que los animales terrestres.

Para producir un kilo de carne de buey por ejemplo, hacen falta 15 veces más de comida que para producir un kilo de carpa. Los peces consumen en efecto menos energía que los animales terrestres, y esto por dos razones. Por una parte, se trata de animales de sangre fría, su temperatura interna se adapta muy bien a la del medio ambiente en el que viven. Y por otro lado, moverse en medio acuático requiere poco esfuerzo.

Uno de cada dos peces procede de la acuicultura

Según la Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, la mitad de los peces que llegan hasta nuestros platos hoy en día no son peces salvajes. Sin embargo, la importancia de la acuicultura difiere de un país a otro. En Europa central, como en Alemania, los peces salvajes son los más buscados. Sin embargo, en China, la acuicultura es una tradición milenaria que se remonta a los comienzos de la domesticación de las carpas. Hasta hoy, China es sin lugar a dudas el primer país dentro de esta filial, proporcionando casi dos tercios del conjunto de la producción mundial de pescado de acuicultura.

Una práctica cada vez más criticada por los ecologistas

A medida que la acuicultura se desarrolla, suscita cada vez más críticas por parte de los ecologistas, porque ha agravado el problema de la sobrepesca en vez de resolverlo. En efecto, la mayoría de las especies de criaderos son carnívoras, y se nutren de otras especies que se pescan en medio natural. La cría de atún en acuicultura es la más catastrófica, porque contrariamente al salmón, esta especie no se puede reproducir en cautividad. Los criadores capturan por lo tanto a jóvenes atunes salvajes y los nutren de pescados costosos cogidos en el mar. Encerrados en jaulas, los atunes no tienen la menor posibilidad de reproducirse.

Te puede interesar

Escribe un comentario