Beneficios de reciclar el aceite

Muchas personas no lo saben pero el hecho es que los residuos de aceite de cocina que tiramos por el fregadero es nocivo ya que contamina los océanos.

El mero hábito sencillo de descartar el aceite con que freímos es perjudicial ya que va a parar al mar formando una película superficial sobre el mismo que evita tanto el paso de la luz del sol como el intercambio de oxigeno la atmósfera de la vida marina.

Esta capa impenetrable va creciendo a medida que vertemos más aceite de cocina por el fregadero formando una mancha en el mar cada vez más grande.

De hecho, organizaciones ecologistas, como Oceana, alertan sobre la media de residuos de aceite al año que para una familia de 4 miembros está entre 18 y 24 litros, una cifra más que preocupante si contabilizamos la cantidad de habitantes de cada país.

Sin embargo, el reciclaje ofrece la opción de resolver en gran medida este problema. Mediante el reciclaje del aceite de cocina (y el de coches), se pueden obtener combustibles más ecológicos como el biodiesel, con lo cual se obtienen beneficios dobles: por un lado se preserva la biodiversidad de mares y océanos y por otro se favorece la conservación del medio ambiente al evitar el consumo de combustibles fósiles como la gasolina o el gasoil.

Reciclar el aceite usado es sencillo, es una de las muchas cosas que podemos llevar a los puntos limpios cuando ya tenemos una buena cantidad acumulada en garrafas. Hay muchos puntos limpios y cada vez habrá más para que las comunidades siempre tengan alguno cercano, incluso puntos limpios móviles para que no tengamos que desplazarnos de casa.

Otra opción para quienes gustan de actividades artesanales es la de hacer jabones con el aceite usado, hay muchas recetas en Internet y también existe en la red un método sencillo para solidificarlo y hacer más sencilla su manipulación para llevarlo al punto limpio.

Te puede interesar


Escribe un comentario