Beijing se prepara para mejorar el tráfico y reducir la contaminación

La capital China es una de las ciudades más congestionadas y con mayores  niveles de contaminación atmosférica en el mundo.

Una de las principales causas es la cantidad de vehículos circulando por esta enorme ciudad.

Ante esta realidad el gobierno planea cobrar tasas de congestión a los vehículos que circulen por ciertas partes y además que sean contaminantes. Por otro lado busca alentar a los ciudadanos a comprar automóviles ecológicos tanto híbridos como eléctricos o usar el transporte público.

También se planifica la instalación de estaciones de recarga para que los que tengan vehículos eléctricos puedan desplazarse mas por la ciudad.

Beijing además ha aumentado el costo del estacionamiento, se ampliaron ciertas rutas y caminos, se extiende las líneas del metro entre otras acciones para disminuir la congestión vehicular en este lugar.

El crecimiento económico de gran parte de la población China ha propiciado la compra de automóviles en forma masiva en los últimos años.

Se calcula que para 2012 se llegue a una cifra de 7 millones de vehículos circulando por las calles de esta ciudad. Lo cual representa un incremento de la contaminación.

Es importante para el gobierno reducir la contaminación atmosférica que esta alterando la salud de millones de habitantes de este país.

El CO2 y otros gases contaminantes son muy nocivos para el medio ambiente y la salud publica.

Es importante que se diseñe un plan serio a largo plazo y que permita facilitar la circulación por esta ciudad y que se reduzca la cantidad de vehículos contaminantes y que haya más coches ecológicos.

Las ciudades son sitios con mucha gente y que producen contaminación por lo que todos deben colaborar en reducir la misma con diferentes acciones.

Beijing tiene un gran desafío que enfrentar para ordenar y reducir la cantidad de vehículos y de esta forma mejorar la calidad ambiental del aire.

FUENTE: The guardian

Te puede interesar

Escribe un comentario