Balleneros japoneses parten hacia el archipiélago antártico sin arpones

Ballenero

Unos barcos balleneros japoneses zarparon el pasado jueves hacia el Antártico. Planean llevar a cabo estudios de observación visual y de muestras de piel. La investigación, que se cree no letal, durará hasta el 28 de marzo, según el Instituto de Investigación de Cetáceos.

Dos balleneros partieron del puerto de Shimonoseki (suroeste), una de las principales bases de caza de ballenas del país. Un tercer barco, el Nisshinmaru debe partir el 16 de enero para unirse a ellos, según la Agencia de Pesca de Japón.

Como estos estudios no implican la captura de ballenas, los arpones fueron retirados de los buques. Japón ha renunciado para la temporada 2014-2015 a cazar ballenas en el Antártico, después de un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Sin embargo, tal y como temen las organizaciones medioambientales, Tokio espera eludir esta decisión dando a su controvertida misión un fin más científico para reanudar la pesca en 2015-2016.

En un nuevo plan presentado a la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y a su Comité Científico, Japón ha fijado un nuevo objetivo de pesca anual de 333 ballenas minke, frente a las 900 del anterior programa.

Este nivel de captura se considera “necesario” por parte de Tokio para recopilar información sobre la edad de la población de ballenas, datos que Japón dice necesitar para definir un límite de captura y no poner en peligro la supervivencia de la especie. Tokio también se comprometió a limitar el período de investigación a 12 años, a partir del ejercicio 2015-2016, en respuesta a las críticas del Tribunal sobre la duración indeterminada de su programa anterior.

Te puede interesar

Escribe un comentario