Avión solar regresa a Suiza después de su primera incursión internacional a París

“Solar Impulse” es el nombre del avión cuyo funcionamiento utiliza sólo energía solar, la noticia es que aterrizó en Payerne (Suiza), completando su segunda incursión internacional que lo llevó a Francia. Este prototipo es capaz de volar sin combustibles fósiles, obteniendo la energía necesaria de 12 mil células fotovoltaicas.

El aterrizaje fue luego de más de 12 horas de vuelo desde París, donde este ejemplar único fue presentado en el Salón Aeronáutico de Le Bourget. No pudo partir antes debido a que se tuvo que esperar a las condiciones propicias pues la aeronave es sensible a los cambios térmicos, según explicó el líder del vuelo, Raymond Clerc, en el site del avión.

Ello se debe a su gran tamaño de 63,4 m, como un Airbus 340 y su peso de apenas 1.600 kilos, similar a un automóvil. Fue pilotado por André Borschberg, quien fue su artífice con Bernarnd Piccard. La aeronave logró aterrizar en suelo suizo luego de completar sus dos primeras rutas fuera de las fronteras suizas. El primer vuelo internacional fue en mayo y logró llegar hasta Bruselas, después de ello se registraron intentos frustrados por las condiciones climáticas para llegar a París, hasta que pudo alcanzarlo el pasado 14 de junio.

La aventura ecológica ha satisfecho tanto a los creadores del avió Solar Impulse que el equipo que adelanta esta experiencia piloto proyecta dar la vuelta al mundo mediante cinco fases, en los años 2013 y 2014.

A su vez,  planifica construir otro ejemplar de mayor dimensión cuya construcción se iniciará a partir de julio de este año.

Te puede interesar


Escribe un comentario