Aumento de la mortalidad de las ballenas franca australes

 Ballenas

La mortalidad de cetáceos en la Patagonia argentina ha aumentado recientemente por causas inexplicables. Según un informe del Instituto de Conservación de las Ballenas (ICB), “en 2012, 116 muertes fueron registradas, de las cuales 113 ballenatos”. Unas cifras dos veces superiores a las de 2011 (61 ballenas muertas).

Los científicos del ICB dan tres causas posibles del origen de esta hecatombe: los varamientos, las radiaciones solares, y los ataques de gaviotas que se nutren de la grasa que se encuentra en el dorso de las ballenas, provocando heridas que pueden infectarse. Pero los investigadores no están de momento preparados para explicar por qué el aumento de la mortalidad de los cetáceos ha aumentado de una forma tan rápida.

Las autoridades de la provincia de Chubut han instalado un plan de eliminación de gaviotas para proteger a las ballenas. Inscrita en el patrimonio mundial de la humanidad de la Unesco, la península de Valdés es un santuario para las ballena franca australes, una especie que vive en aguas frías del Antártico, del Pacífico sur, y del sur del Océano Índico.

Cientos de estos gigantes marinos convergen a partir del mes de junio de cada año, 100.000 turistas acuden a las bahías para observar a los cetáceos que miden entre 13 y 16 metros de largo y pesan hasta 50 toneladas en la edad adulta. El tamaño de los ballenatos al nacer es de 3 a 5 metros. La población de ballenas franca australes es de 4.000 ejemplares en el Atlántico sur, según el ICB.

Más información – El calentamiento desorienta a las ballenas

Te puede interesar

Escribe un comentario