Aprobado decreto de Certificación de Eficiencia Energética para construcciones nuevas y edificios públicos de Andalucía

edificio de oficinas

Las construcciones nuevas de Andalucía, tanto residenciales como industriales, deberán obtener un certificado de eficiencia energética para poder solicitar las licencias e iniciar, posteriormente, las actividades para las cuales fueron creadas. La norma está contenida en el decreto de Fomento de las Energías y Eficiencia Energética, aprobado por el Consejo de Gobierno.

Según el Consejero de Economía, Antonio Ávila, la medida ahorrará 400 mil toneladas de petróleo en los próximos siete años.

El decreto dicta las pautas para establecer sistemas constructivos más eficientes además de que promueve el uso de energías renovables y biocarburantes en el sector del transporte. Por otra parte, defiende el uso del biogás que podría producirse con los residuos acumulados en los plantas de procesamiento.

Los certificados deben gestionarse previamente a la construcción y tendrán una validez de 10 años; en el caso de infraestructuras mayores que una vez construidas sean grandes consumidoras, deberán presentar adicionalmente un plan de gestión que exponga las estrategias de ahorro de energía que desarrollará cuando esté en pleno funcionamiento.

Los certificados de eficiencia energética se exigirán a las construcciones privadas nuevas y también a la infraestructura antigua y de nueva data del sector público. En cuanto a las las casas y edificios reformados deberán gestionar el certificado si incrementarán el consumo de energía en más de un 30 por ciento, si la ampliación es en más de mil m2 o si la reforma incluye más del 25 por ciento de los cerramientos (puertas y ventanas).

Para las edificaciones antiguas que no necesiten obtener el certificado, la Junta de Andalucía creará incentivos económicos y fiscales para que mejoren su eficiencia energética voluntariamente.

El sector del transporte público también fue incluido en el decreto que señala la obligatoriedad de los mismos a usar biocarburantes al igual que los automóviles de la Junta de Andalucía.

Fuente: Guía Formativa de Medio Ambiente y Construcción

Te puede interesar

Escribe un comentario