Análisis del sistema eléctrico europeo

 Electricidad

En diez años los hogares alemanes han visto cómo el precio de la electricidad subía de casi el doble, hasta el punto de convertirse en un problema mayor para la nueva coalición que dirige el país. La factura de la electricidad de los hogares también es una fuente de descontento en el Reino Unido, donde el gobierno ha anunciado recientemente medidas de urgencia para reducir los impuestos medioambientales y sociales.

En España, donde el déficit de tarifas del sistema eléctrico supera los 25.000 millones de euros, el gobierno se ha decantado por bloquear los precios del kilovatiohora (kWh). Francia, parece estar al margen de estos movimientos, incluso si las subidas del precio del kWh ya han comenzado y están previstas para los próximos años.

Al mismo tiempo, las emisiones de CO2 se reparten al alza. En los años 1990, habían bajado en Alemania, tras la reunificación y la industrialización de los nuevos Lander del Este, y en el Reino Unido, gracias a la sustitución del carbón por el gas del Mar del Norte. Esta bajada ha sido reforzada en todas partes de Europa después del año 2008, por razón de la crisis económica que ha inducido una bajada de la demanda de electricidad, y que ha acelerado la desindustrialización del continente.

Pero recientemente, el carbón se ha vuelto a hacer más económico, concretamente por el empuje del gas de esquisto americano, que ha vuelto a entrar en la escena energética europea.

Te puede interesar

Escribe un comentario