Alemania y el proceso de abandono de la energía nuclear

Alemania anuncio hace unos meses su decisión de abandonar el uso de la energía nuclear para el año 2022.

Pero no es un proceso simple ni barato este cambio en la política energética por lo que se calculo que podría costarle al país alrededor de 55.000 millones de euros.

La energía nuclear en este país genera el 22 % de la electricidad que se consume por lo que habrá 22.000 megavatios que deberán ser reemplazados en la matriz energética.

Aunque Alemania esta desarrollando fuertemente las fuentes de energía renovables se cree que no alcanzara todavía para llegar a la fecha prevista por lo que se deberá incrementar el uso de carbón y gas. Así como también estará obligada a importar electricidad para cubrir todas las necesidades energéticas del país.

Este proceso podría afectar al precio de la electricidad y a algunas industrias hasta que se logre el reacomodamiento de la matriz energética.

Es destacable que la sociedad y el gobierno alemán estén dispuestos a asumir los costos y algunas consecuencias por el abandono de la energía nuclear.

La energía nuclear perdió la confianza de la mayoría de las personas en Alemania y de otros países luego de Fukushima.

Por lo que también se debe entender que no se puede de un día para el otro cambiar o dejar una energía sin planificar como reemplazarlo porque sino producirá consecuencias económicas y sociales negativas.

A mediano plazo puede generar algunos problemas pero a largo plazo es la mejor decisión que este país pudo tener ya que la tendencia es utilizar las energías limpias y renovables para cubrir todas las necesidades.

Los ciudadanos tuvieron un papel importantísimo ya que obligaron al estado a cambiar su política energética. Lo que demuestra que la presión social pacifica, funciona.

FUENTE: Europapress

Te puede interesar

Escribe un comentario