Agua caliente sin derrochar agua fría: Aquareturn

Aquareturn

Hay maneras de poder ahorrar con los diferentes artilugios que van apareciendo debido a mentes pensantes que intentan solucionar o que salvemos unos cuantos euros al mes en la factura y que irremediablemente también significa algo en el consumo energético de todo habitante de este planeta.

Aquareturn es un pequeño dispositivo que se encarga de no derrochar agua mientras se espera a que esté a la temperatura adecuada para ya sea ducharse, lavarse la cara o fregar mismamente toda la vajilla del día.

Lo mejor de todo es que no se necesitará realizar una instalación que nos lleve un buen rato, sino que en 5 minutos podremos tenerlo ya preparado para su uso.

Su instalación se realiza bajo el lavabo con solamente manipular los latiguillos y su funcionamiento se basa en impedir que el agua salga por el grifo hasta que no esté a la suficiente temperatura que deseamos gracias a un termostato que lleva incorporado.

Aquareturn esquema

Lo que consigue es que se devuelva el agua a la vivienda para que así no se derroche, con lo que conlleva en el ahorro energético y consumo mensual de agua.

Hay un estudio de la misma compañía que los comercializa que si se usara en todas las casas de nuestro país se ahorraría unos 1000 millones de euros en la factura del agua y de la electricidad o gas. Justamente se ha calculado que cada persona derrocha 7000 litros de agua al año y un buen montón de energía térmica.

Para que os hagáis una idea aproximada del gasto, el agua no derrochada equivaldría a la cantidad de hectómetros cúbicos que se necesitan en el trasvase del Tajo-Segura o lo que la misma Comunidad Valenciana pide al Ebro.

Un aparato que quizás debiera venir subvencionado para que el usuario no tuviera que gastarse los 297 euros que cuesta en cualquiera de las grandes superficies que podrá ser encontrado.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Rosa dijo

    Me parece un sistema genial. Podrían aplicar este tipo de medidas de ahorro en la construcción de viviendas nuevas o subvencionar su instalación. A la larga todos ahorraríamos.

Escribe un comentario