Agricultura ecológica, no a los pesticidas

Cultivo ecologico

Favorecer la presencia de insectos para eliminar los pesticidas puede parecer contradictorio. Sin embargo, esto es precisamente lo que buscan los agricultores que han escogido un tipo de trabajo que favorece la biodiversidad de sus explotaciones, decantándose por la agricultura ecológica.

Para favorecer la riqueza de las tierras, los abonos verdes se sustituyen a los abonos químicos. Este manto vegetal permite, además de captar el azote y los minerales esenciales para la fertilización de la tierra, mantener y proteger los campos en invierno.

Algunos agricultores vuelven a introducir el pulgón en los cultivos. Este insecto atrae a las mariquitas, cuyas larvas se nutren de este insecto invasor. En un mundo ideal dirigido por la agroecología, el hombre tan solo tendría una intervención limitada en este medio que se autorregula.

En la agricultura convencional, las manzanas reciben 36 tratamientos por año, las remolachas entre 16 y 18. Y todas estas partículas volátiles pueden alcanzar a las explotaciones que no utilizan pesticidas.

Para protegerse de la fumigación de los campos vecinos, los agricultores cultivan árboles, alrededor de sus cultivos. Pero es imposible ponerle puertas al campo. Por lo tanto, para garantizar que el cultivo respete las normas de la agricultura biológica, el organismo certificador controla las explotaciones que llevan este sello.

Cada vez más, la agricultura biológica se muestra como un medio para pagar el precio justo por la producción. El paso a la agricultura biológica no cabe duda de que es una forma de emancipación. Los agricultores retoman el control sobre la manera en la que cultivan, pero también, en muchos casos, en la manera en la que venden sus productos.

La agricultura ecológica es una apuesta serie por el medioambiente y por una mejor salud de nuestras tierras y de nuestras vidas. Favorecer este tipo de cultivos debería formar parte de las prioridades fundamentales en todos los países del mundo.

Te puede interesar

Escribe un comentario