El insecticida de mayor uso se demuestra que daña el cerebro de las abejas

abeja

Por primera vez los científicos han encontrado evidencias que la utilización del insecticida más frecuente en cultivos de maíz, canola, algodón y soja está relacionado con el daño en el cerebro de las abejas, lo que causa un rendimiento menor en sus colonias.

Las razones detrás de la reducción global de abejas y otro tipo de polinizadores han sido tan misteriosas como han tenido tanta controversia, pero ahora se tiene la primera evidencia que sugiere que los insecticidas disponibles comercialmente están relacionados con la actividad cerebral de abejas y el rendimiento de colonias enteras.

El culpable son los neonicotinoides, una clase relativamente nueva de insecticida desarrollado por Shell y Bayor hace cerca de 20 a 30 años. Se le considera como la clase de insecticidas más usados en el mundo. Según Elizabeth Grossman del sitio web Yale Environment 360, en Estados Unidos los neonicotinoides son utilizados en cerca del 95 por ciento de los cultivos de maíz y canola, y son mayormente usados en el algodón, sorgo y remolacha azucarera, y utilizados en la mitad de los de soja. Tampoco podemos olvidarnos de la utilización de este tipo de insecticidas en la mayoría de la fruta y vegetales en Estados unidos, lo que incluye a manzanas, cerezas, melocotones, naranjas, tomates y patatas.

Aparte de que ahora un equipo de las universidades de St Andrews y Dundee en Escocia ha publicado un estudio que enseña por primera vez que incluso cantidades pequeñas de neonicotinoides encontradas en el néctar y el polen son suficiente para afectar la actividad cerebral de las abejas que lo consumen.

También se ha estado probando la cantidad que afecta incluso a colonias enteras al contaminar su agua de azúcar con este tipo de insecticida. Las colonias finalmente se han formado de un tamaño menor y menos robustas de lo que venían siendo conteniendo menor cantidad de abejas.

La solución llegaría desde el control estricto de su uso, ya que según dice la propia Connoly no sería necesaria su prohibición.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Juan carlos Plaza dijo

    What is the study?

Escribe un comentario