A pesar de los ataques, la COP 21 se mantiene en París

COP21

La COP 21 debe mantenerse. Tendrá lugar con medidas de seguridad reforzadas pero se trata de una acción absolutamente indispensable contra los desarreglos del cambio climático, y evidentemente tendrá lugar, esto es lo que ha declarado el ministro de Asuntos Extranjeros, Laurent Fabius, el pasado 14 de noviembre desde Viena, donde tiene lugar una reunión sobre Siria.

Muchas dudas surgieron sobre el mantenimiento de la Conferencia Mundial sobre el Clima que debe desarrollarse en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre, tras los atentados perpetrados en París, el pasado viernes 13 de noviembre, y que provocaron al menos 129 muertos y muchos heridos.

La COP 21 pretende desembocar en un acuerdo mundial en favor de la lucha contra el calentamiento, y debe acoger a más de 100 jefes de Estado, como a Barack Obama, y Xi Jinping, entre otros muchos. El presidente americano ha confirmado su presencia.

“Tuvimos una reunión de crisis con el equipo el sábado por la mañana”, dice el secretario general de la COP 21, pero es el gobierno quien debe decidir los pasos a dar.

“La COP 21 fue abordada el pasado viernes en la primera reunión de crisis con el Presidente de la República y su Gobierno. Se establece un nuevo máximo de seguridad, pero por razones evidentes, no vamos a entrar en los detalles de este dispositivo de seguridad”, dice un consejero del Ministerio. Las fronteras no están cerradas, los delegados de todos los países participan en la COP pueden aterrizar en París, pero los controles en las fronteras estarán reforzados. El Gobierno ha decidido establecer controles en las fronteras de Francia durante algunas semanas, según un dispositivo que entró en vigor el pasado viernes.

Más de 40.000 miembros de 196 partes participantes, representantes de delegaciones diversas, y visitantes se esperan en París. 7.000 delegados, 10.000 observadores, 3000 periodistas de todo el mundo han recibido una acreditación por parte del Secretariado General de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático.

La parte del lugar reservado a las negociaciones diplomáticas está colocada directamente bajo el control de unos 100 guardias de la Organización de las Naciones Unidas. Al menos la misma cantidad de visitantes deben acudir al Grand Palais del 4 al 10 de diciembre donde están programados los encuentros soluciones orquestados por empresas.

Te puede interesar

Escribe un comentario