5 simples acciones para reducir nuestra huella de carbono

Todos producimos una huella de carbono de acuerdo a las actividades que desarrollamos y el estilo de vida que tenemos.

Pero hay ciertas acciones que todos podemos hacer para reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente.

Las 5 acciones cotidianas que nos ayudan a disminuir nuestra huella de CO2 son:

  1. Ajustar el termostato de nuestra casa u oficina es importante. Debemos subir 2 C en invierno y bajar 2 C en verano. Con esto ahorramos 900 kg al año de CO2.
  2. Reducir la basura o residuos como embalajes, envoltorios y packaging tanto de papel, vidrio, botellas, etc. Podemos llegar a ahorrar 500 kg al año de CO2.
  3. Reducir el uso del coche 50 km a la semana, representa un ahorro al año de 450 kg de CO2 menos.
  4. Utilizar el lavarropas o lavadora de ropa solo 2 veces a la semana con carga completa y a una temperatura de 40c y no más caliente permite ahorrar 225 kg de emisión de dióxido de carbono.
  5. Reemplazar una bombilla incandescente por una de bajo consumo nos permite ahorrar 75 kg.

Si realizamos estas acciones podemos lograr un ahorro al año de 2150 kg de CO2 por lo que es una cifra importante que si lo multiplicamos por miles de personas seria aun más grande la reducción de CO2 que se evita que llegue a la atmosfera.

Es importante que cada persona y familia analice su huella de carbono y busque la forma de reducirla como una forma de colaborar en combatir el cambio climático, ya que si las mismas acciones se replican el efecto es mucho más potente.

No es necesario prohibirse de todo o alterar nuestra vida para que sea más ecológico al contrario con pequeñas acciones y algunos hábitos más saludables podemos ayudar.

Si cada uno hace un poco de esfuerzo es más fácil alcanzar objetivos importantes. Estas son solo algunas ideas pero hay muchas otras que podemos aplicar a nuestra vida.

FUENTE: www.huelladecarbono.es

Te puede interesar

Escribe un comentario