Se prorroga un año más el decreto de sequía de las cuencas del Segura y el Júcar

decreto

En mayo de 2015 se aprobaron dos decretos reales que abordaban las situaciones de sequía de las cuencas del Río Júcar y Segura. Hoy, el gobierno ha acordado prorrogar por una año más esos dos decretos reales debido a la situación.

La decisión final lo ha dado la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, tras una reunión del Consejo de Ministros. El nuevo decreto establecido tendrá vigencia hasta el 30 de septiembre de 2017, fecha final del año hidrológico.

El gobierno ha decidido tomar medidas excepcionales ante la situación de sequía cada vez más prolongada que podría generar problemas bastante graves para el suministro de agua. También sabemos que afectaría negativamente a las poblaciones de agricultura y ganadería. Para evitar problemas de suministro, se deben de tomar medidas que permitan movilizar agua de desaladoras, pozos de sequía, etc.

Por lo tanto, Soraya ha detallado que se debe de aprobar unas obras de emergencia para poder conectar el depósito que regula la desaladora de Alicante y poder conectarlas con las tomas del municipio de Crevillente y su embalse. Esto podrá permitir un aumento en la producción de entre unos 12 y 14 hectómetros cúbicos al año adicionales.

Con estas obras “se conseguirá incrementar la capacidad de la red de salida de agua en ambas instalaciones, permitiendo conectar con estas infraestructuras a poblaciones de la provincia de Alicante como Aspe, Crevillente, Hondón de los Frailes y Hondón de las Nieves”, ha explicado.

El agua que se consiga desalar y conectar, se podrá almacenar en el embalse de Crevillente y poder garantizar el suministro a unos 25.000 habitantes aproximadamente. El presupuesto que se tiene para esta actuación es de 7.670.000 euros que se suma a las actuaciones a realizar en el marco de la sequía en el Levante mediante diversas actuaciones en las cuencas del Júcar y Segura.

Te puede interesar

Escribe un comentario