400 personas entierran sus cabezas en arena en protesta ante el gobierno australiano

PRotesta Australia

Un grupo de 400 protestantes se reunieron en Sydney, en la famosa playa Bondi Beach este jueves pasado y enterraron sus cabezas en arena para llamar la atención mundial ante la negativa del Primer Ministro Tony About en incluir el cambio climático en la agenda de la cumbre del G20.

Los líderes mundiales se están preparando para la llegada a Brisbane, la ciudad capital de Queensland para la cumbre anual del G20. Australia en estos momentos mantiene la presidencia del grupo del mundo que lidera las economías y establece las prioridades anuales.

Justamente en 2009 Abbott llamó el cambio climático como algo incierto y como demagogia barata, incluso diciendo este pasado octubre que el carbón es bueno para humanidad mientras inauguraba una mina de carbón en Queensland.

En julio, el senado australiano votó para anular el impuesto a las emisiones de carbono convirtiéndose en el primer país desarrollado en revertir una directriz de este tipo. Abbot se comprometió a priorizar el crecimiento económico sobre lo que son las medidas a tomar ante el cambio climático mientras estaba en campaña para ser Primer Ministro. Fue una de sus premisas para pedir su voto en las hurnas la eliminación de este impuesto a la emisión de gases invernadero.

Incluso quiere reducir la cantidad de energía que Australia generará de fuentes renovables. En 2010, el gobierno se puso como objetivo generar 41000 GW, lo que es cerca del 20% de la demanda energética. Pero ahora el objetivo es reducir esa cantidad a 27000 GW.

Hay que contar con que Australia es la decimosegunda economía mayor del planeta y tiene uno de los índices más altos per cápita de niveles de emisión de gases invernadero. Por lo cual, este movimiento realizado por 400 personas en la playa de Australia quiere acercar la problemática que corre el país con sus citas en los cambios a las renovables. Algo vital sin toda duda.

Te puede interesar

Escribe un comentario