3 mil millones de dólares de ayuda internacional para salvar el Mar de Aral

Mar de Aral

La desecación del Mar de Aral está considerada por ciertos expertos como la catástrofe ecológica más importante y que puede imputársele a las actividades humanas.

Las numerosas organizaciones de donantes internacionales se comprometieron en donar 3 mil millones de dólares para ayudar a Uzbekistán, la ex república soviética de Asia Central, para salvar el Mar de Aral, al borde de la desaparición debido a su desecación.

Se han firmado diferentes acuerdos entre el Fondo internacional, el gobierno uzbeco y numerosos organismos internacionales, entre los cuales se encuentra el Banco mundial, para intentar salvarlo.

Esta financiación apunta a “atenuar las consecuencias de la catástrofe ecológica para 67 millones de personas que viven en la región de Asia Central “, destacó el viceprimer ministro de Uzbekistán, Roustam Azimov, en el momento de la ceremonia del acuerdo.

El presidente uzbeco, Islam Karimov, y el secretario general de la Organización de las naciones unidas, Ban Kimoon, habían lanzado anteriormente una llamada de ayuda internacional para hacer frente a la desecación del Mar de Aral, considerado por ciertos expertos como la catástrofe ecológica más grande, consecuencia de las actividades humanas, en una región donde las tensiones por el acceso a los recursos de agua son frecuentes.

La desecación del Mar de Aral, consecuencia de proyectos soviéticos de irrigación en los años 1960, indigna a muchos en Uzbekistán, en Kazajstán y en Turkmenistán, países fronterizos. Las actividades como la pesca, que fueron practicadas en otro tiempo en la región del Mar de Aral, han sido destruidas. Cada año, decenas de millares de toneladas de polvo y de sal se vierten sobre sus orillas, la mayor parte está contaminada por pesticidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario