2015, el año más caliente desde hace mucho tiempo

El Niño

Ya es oficial, el año 2015 ha sido de lejos el más caliente de la historia moderna. La agencia Oceánica y Atmosférica Americana, y la Agencia Espacial Americana, que tienen todos los registros de las temperaturas del planeta, lo han confirmado conjuntamente el pasado 20 de enero.

Los datos de las dos agencias, establecidos de manera independiente, difieren ligeramente. Pero se ponen de acuerdo sobre el hecho de que las temperaturas medias han sido las más altas desde los registros que comenzaron en 1880. Según la Agencia Oceánica y Atmosférica Americana excedieron en 0,9º C la media del siglo XX, y sobrepasaron en 0,16º C el anterior pico, alcanzado en 2014. Por su lado, la NASA, registra un aumento de 0,87º C con relación a la media del periodo que va de 1951 a 1980, es decir 0,13º C por encima del nivel de 2014.

El año 2015 se clasifica así como uno de los más tórridos, por delante de los años 2014, 2010, 2013, 2005, 2009 y 1998. Hasta ahora nunca una tal diferencia había sido registrada entre 2 años calientes.

El mes de diciembre también batió todos los récords, superando de 1,11º C la media del siglo pasado. Nueve de los 12 meses de 2015 establecieron un reto mensual de temperaturas, enero, febrero y abril fueron la excepción.

“Temperaturas fuera de la norma fueron registradas en casi todo el mundo”, añade la agencia americana. Es el caso concreto de América Central, de la mitad norte de América del Sur, de una parte de Europa del Norte, del Sur y el Este, hasta el Oeste de Asia, así como Siberia Central, Africa Oriental y Austral. Esta ola de calor también sopló en el Noreste y en la parte Ecuatorial del Pacífico, el Noroeste del Atlántico, el conjunto del Océano Índico, e incluso en una parte del Océano Ártico.

El récord mundial de temperaturas del año pasado se explica a través del episodio de El Niño, particularmente intenso, y comparable con el de 1997-1998. Este fenómeno natural cíclico, que vuelve a un ritmo de cada 3 a 7 años, se caracteriza por un alto calentamiento de las aguas de la superficie del Pacífico Ecuatorial, y por una inversión de los alisios que provoca, por el juego de las corrientes oceánicas y atmosféricas, cambios meteorológicos de gran amplitud a escala planetaria.

El episodio en curso, después de haberse visto reforzado gradualmente desde la primavera de 2015, declinará progresivamente, pero debería continuar a dejarse sentir hasta el verano, lo que presagia un comienzo de año 2016 tan cálido como el anterior y superior a lo normal. Pero El Niño refuerza la tendencia de fondo del calentamiento del planeta, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano.

Te puede interesar

Escribe un comentario